Choque de trenes: protección de datos e Internet

La Unión Europea (UE) ha promulgado nuevas y duras leyes que endurecer el uso de datos personales por parte de las organizaciones que operan en la UE. Este nuevo marco legislativo, que podría entrar en vigor a finales de año, se produce en el mismo momento en que el regulador de la privacidad en Bélgica anunció acciones legales contra Facebook por supuestamente haber rastreado a no usuarios de Facebook en toda la UE a través de cookies y sitios de terceros.

Los dos objetivos de la nueva ley europea son mejorar el nivel de protección de datos personales para los individuos y, al mismo tiempo, aumentar las oportunidades de negocio en el mercado único digital. La UE quiere dar a los ciudadanos un mayor control de sus datos ofreciéndoles un acceso más fácil, proporcionando información más detallada acerca de lo que sucede con sus datos una vez que deciden compartirlos, fortaleciendo los derechos de protección de datos para un mayor control sobre ellos, hacer cumplir el “derecho al olvido”  y limitando el tratamiento automatizado de los datos personales, especialmente en lo relativo a trabajo, salud y situación económica.

Sin embargo, Carsten Casper, vicepresidente de Privacidad y Seguridad en el trabajo digital de Gartner Europa, asegura que aún se está lejos de que esta ley entre en vigor y que las reacciones a lo largo del proceso legislativo han sido mixtas: algunos aseguran que el proyecto de la nueva ley es demasiado estricto, mientras que otros dicen que es demasiado débil. Aunque las implicaciones en la industria tardarán en verse, muchas empresas que utilizan aplicaciones de datos han expresado reservas acerca de dichas regulaciones, aunque no se han manifestado ni realizado ninguna declaración pública.

Sin embargo, dado que se ofrece a los ciudadanos el poder de demandar a las empresas propietarias de los datos, así como a aquellas que procesan en su nombre – incluyendo a los proveedores de cloud computing – es indudable que la ley afectará a un gran número de compañías y que puede producirse un choque de trenes que, en otros países como Estados Unidos, no se lleva a cabo.

Nota sobre el autor

Arancha Herranz

Arantxa Herranz es la community manager de Business Value Exchange en español. Periodista de formación, cuenta con una experiencia de más de 15 años, de los cuales la mayoría ha estado vinculada a publicaciones tecnológicas de IDG Communications.