Tres grandes retos para la transformación de una empresa “Utility”

Web community
Cuando la mayoría de nosotros pensamos en Utilities tendemos a recordar un contrato de energía o gas firmado en alguna ocasión con cualquier empresa de gas o energía: garantiza el suministro de servicios públicos de manera más o menos constante sin requerir mayor interacción con dicha empresa. Desde ese momento, todo se reduce a pagar la factura mensual. Pero las cosas están cambiando…

Al igual que muchas industrias, las Utilities se enfrentan ahora a una transformación muy importante. Y es que deben adaptarse, y de manera rápida, para hacer frente a los nuevos retos del mercado. Sólo así podrán obtener ganancias sustanciales a partir de nuevas oportunidades.

Entonces, ¿qué está pasando?

Factores externos a la industria

Para empezar, existe una serie de factores que están afectando a la industria. Es el caso de:

  • Cambio climático. El calentamiento global nos está obligando a buscar nuevas y más eficientes formas de producir energía. Las energías renovables están tomando la delantera a las tradicionales, hasta el punto de ser más competitivas que las otras. Una situación que ya pone a las redes bajo nuevas presiones. Entre ellas, que las empresas están alejándose del modelo clásico de grandes centrales eléctricas para encaminar sus pasos hacia sistemas descentralizados con generación distribuida.
  • Cambio de demanda. Existen dos elementos clave. Por un lado, la demanda está estancada en los países desarrollados debido a la mejora de la eficiencia, las nuevas condiciones económicas y la proliferación de DERs (recursos energéticos distribuidos, como es el caso de paneles solares instalados en muchos tejados residenciales). Por otro lado, la demanda crece con rapidez en los países en desarrollo, especialmente China, India y otras partes de Asia.
  • Nuevas tecnologías de consumo. Las redes de energía están profundamente afectadas por tecnologías que ofrecen una mayor flexibilidad sistémica. Entre ellas, los termostatos inteligentes y dispositivos de gestión de la energía. Basta, por ejemplo, imaginar lo que sucederá con los coches eléctricos. Este tipo de vehículos está gozando de una rápida penetración en el mercado. Sin ir más lejos, la Agencia Internacional de la Energía prevé que en 2030 habrá más vehículos eléctricos que automóviles alimentados con petróleo.

Evolución del almacenamiento eléctrico

Al mismo tiempo, el almacenamiento de electricidad evoluciona con rapidez. En los últimos años, la capacidad de las baterías ha aumentado a la par que han disminuido sus costes. Cuando esto llegue a un nivel de paridad, asistiremos a un proceso de liberación del que saldrán beneficiadas las nuevas tecnologías de almacenamiento. Por ejemplo, el Rocky Mountain Institute cree que el 20% de los clientes estadounidenses alcanzará el punto de equilibrio en 2030. Asimismo, las futuras soluciones de almacenamiento son de importancia clave para los DSO (operadores de sistemas distribuidos) que podrán gestionar y equilibrar mejor la energía tanto a gran escala como en el ámbito nacional.

Influencia de nuevas regulaciones

Las nuevas tendencias traen consigo también nuevas regulaciones. Los mercados están cambiando, y lo hacen debido a las nuevas directivas legales diseñadas con el propósito de impulsar la competencia y proporcionar acceso abierto a las redes. Para hacer frente a la competencia, las Utilities necesitan una transformación completa para adaptarse y avanzar hacia una mayor centralización del cliente. También las nuevas Utilities están ejerciendo de disruptores en el panorama de la industria. Por ejemplo, los canales online están empezando a desempeñar un papel importante en la modificación de las expectativas y la experiencia del cliente. Lo que permite concluir que las próximas normativas reguladoras ya están en camino y las Utilities tendrán que hacer frente a los desafíos del consumo de energía del automóvil, el almacenamiento y la gestión de los picos.

Equipos de Smart Metering

Muchos gobiernos y organizaciones privadas impulsan la adopción de equipos de Smart Metering. Dentro de la industria de las Utilities ya producen enormes volúmenes de datos que alimentan los sistemas de CRM (gestión de relaciones con los clientes) y ERP (planificación de recursos empresariales). El análisis de estos grandes datos también está cambiando por completo la forma en que las redes deben ser gestionadas.

El papel de la Utility en la revolución digital

Todas estas tendencias y eventos tienen lugar en medio de una revolución digital que, en sí misma, está impulsando muchos comportamientos del mercado. Sin ir más lejos, Internet de las cosas (IoT), la explosión de grandes datos, la tecnología blockchain, la ciberseguridad y otros fenómenos digitales deben ser comprendidos, tratados y explotados por las Utilities.

Una cosa que sabemos con certeza es que las operaciones futuras deben ser flexibles, confiables, resistentes, eficientes y sostenibles. El cómo lo hará cada empresa es lo que genera incertidumbre.

La ruta hacia la futura Utility digital abarcará toda la cadena de valor: desde la generación de energía hasta el comercio, la distribución y el comercio minorista. Estas compañías deben definir una estrategia para hacer frente a los nuevos retos y aprovechar las oportunidades que se derivan de la transformación digital y la desegregación potencial de la cadena de valor. Por lo tanto, al menos existen tres grandes retos que deben formar parte de este plan de transformación:

  1. Se están desplegando millones de equipos eléctricos inteligentes (Smart Meters) en todo el mundo (América del Norte, Europa y Asia Pacífico, en particular en China). Esta tendencia comenzó hace algunos años y aún continúa hoy. Permite nuevas propuestas a los clientes, aumenta la capacidad de la red y la eficiencia y reduce el TCO. También afecta a los procesos y sistemas empresariales.

Los datos creados por estos equipos requieren nuevos sistemas para su recolección, almacenamiento y distribución, razón por la cual vemos nuevos data lakes y plataformas híbridas. Esto va mucho más allá del MDM histórico (Master Data Management), de ahí que las Utilities tengan que adoptar una plataforma única y escalable para rastrear, medir y mitigar el riesgo para asegurar su cumplimiento. Esto conlleva definir un framework sólido para involucrar a múltiples socios en términos de personal, aplicaciones y dispositivos. Con este proceder, estas empresas tendrán la facultad de crear nuevas ofertas competitivas y de valor agregado para sus clientes, partners comerciales.

  1. La experiencia del cliente es de vital importancia. Con la liberalización del mercado de la energía, los clientes son más propensos a cambiar de proveedor de servicio (Utility), por lo que la diferenciación es clave. La implementación de múltiples canales de ventas, junto con la provisión de una experiencia superior y perfecta para el cliente, es el requisito mínimo para asegurarse su fidelidad. Además, las empresas necesitan crear analíticas y conocimientos de los clientes para mejorar y diferenciar su portfolio y adaptar su oferta a la demanda específica de dichos clientes. Los conocimientos del éstos desempeñarán un papel importante en el control de su salida y en la comprensión de la respuesta a la demanda, la conservación de la energía y la eficiencia continua. Las Utilities que mejor impulsen la experiencia del cliente serán los que tengan éxito.
  2. La seguridad no es nueva, pero ahora es una prioridad. De hecho, cada vez que las empresas se enfrentan a una enorme transformación, surge como un reto que afrontar. Todas las Utilities han tenido que aumentar sus inversiones en seguridad y ciberseguridad en los últimos años, y continúan haciéndolo. A medida que cada red de la Utility se digitaliza completamente, se expone a las mismas amenazas que el resto del mundo. Estas compañías necesitan protección dentro del ecosistema de IoT para ayudar a reducir los riesgos comerciales asociados a la disponibilidad de datos, la privacidad y el cumplimiento normativo (por ejemplo, el nuevo reglamento GDPR de la UE). Y en última instancia, la marca debe estar protegida para asegurar y crear confianza en el cliente.

En definitiva, los desafíos son enormes, pero también lo son las oportunidades. Las Utilities tienen un gran camino de transformación por delante para enfrentarse a los futuros retos del mercado. Sólo así podrían aprovechar nuevas y emocionantes oportunidades.

Manuel Maria Correia es Energy & Utilities Industry Leader Iberia de DXC Technology

Manuel Correia Energy & Utilities Industry Leader Iberia Enterprise Services